mencía

Ediciones limitadas y numeradas.

Nuestros vinos V son un viaje sensitivo por el Bierzo. Recogen y entremezclan la esencia de la región en una producción limitada de botellas para que puedas sentir el pálpito más natural y auténtico de esta tierra.

Nuestro vinatero, Jaime, se ha encargado de trazar la personalidad de este vino, V mencía, que procede de la unión de uvas de las distintas parcelas que componen el viñedo, cada una con una orientación, altitud y pendiente diferente.

Las uvas que hacen V provienen de viñedos sostenibles, trabajados artesanalmente, por Jaime, a través de técnicas de permacultura que preservan el ecosistema local. Algunas de estas cepas datan de 1890, y en su senectud, producen un vino de altísima calidad.

Este viñedo tiene una orientación norte por lo que la maduración de la uva es más lenta, y produce una mayor concentración de sus diferentes compuestos. Su vendimia, también, tiene lugar más tarde que en el resto de las ubicaciones.

nota de cata

Fase Visual
Limpio y brillante. Color rojo rubí con ribetes teja.

Fase olfativa
A copa paradaNotas de frambuesa, cacao y rosa roja.
A copa movida Yogurt, mantequilla, mermelada de fresa, sutiles tostados. Notas de humo, masa de pan, tabaco, balsámicos…

Fase gustativa
De trago fácil. Frutos silvestres, grosella. Especias (nuez moscada, pimienta). Acidez alta. Matices minerales y  terrosidad muy agradables. Taninos marcados, postgusto amplio y persistente, recuerdos de piruleta y golosina.

vendimia

Septiembre – octubre

elaboración

Cuando las uvas alcanzan el grado de maduración correcto se recogen a mano, racimo a racimo, y se llevan a la bodega donde se inicia un proceso de vinificación artesanal.

Se separan las bayas del raspón del racimo y se encuban en cubas. Ahí se lleva a cabo la fermentación alcohólica y la maceración.

Durante este periodo, que dura un mínimo de quince días, se bazuquea a mano dos veces al día. Cuando la fermentación alcohólica está llegando a su fin se realiza el descube y se prensa a mano, sin ejercer demasiada presión. El vino resultante se introduce en una barrica para completar la fermentación alcohólica e iniciar la fermentación maloláctica. Una vez finalizadas ambas fermentaciones, el vino es trasegado y vuelve de nuevo a la barrica, dónde se llevará a cabo la crianza en barricas de roble francés y americano.

variedades

100 % Mencía.

crianza

6 meses en barricas de roble francés y americano y 9 en botella.

consumo

Consumir entre 14 y 18 grados.

mencía

Ediciones limitadas y numeradas.

Nuestros vinos V son un viaje sensitivo por el Bierzo. Recogen y entremezclan la esencia de la región en una producción limitada de botellas para que puedas sentir el pálpito más natural y auténtico de esta tierra.

Nuestro vinatero, Jaime, se ha encargado de trazar la personalidad de este vino, V mencía, que procede de la unión de uvas de las distintas parcelas que componen el viñedo, cada una con una orientación, altitud y pendiente diferente.

V mencía está compuesto por: 85% Mencía, mientras que las variedades Doña Blanca, Jerez, Chelva y Garnacha Tintorera completan el 15% restante.

Las uvas que hacen V provienen de viñedos sostenibles, trabajados artesanalmente, por Jaime, a través de técnicas de permacultura que preservan el ecosistema local. Algunas de estas cepas datan de 1890, y en su senectud, producen un vino de altísima calidad.

Este viñedo tiene una orientación norte por lo que la maduración de la uva es más lenta, y produce una mayor concentración de sus diferentes compuestos. Su vendimia, también, tiene lugar más tarde que en el resto de las ubicaciones.

vendimia

Septiembre – octubre

elaboración

Cuando las uvas alcanzan el grado de maduración correcto se recogen a mano, racimo a racimo, y se llevan a la bodega donde se inicia un proceso de vinificación artesanal.

Se separan las bayas del raspón del racimo y se encuban en cubas. Ahí se lleva a cabo la fermentación alcohólica y la maceración. Durante este periodo, que dura un mínimo de quince días, se bazuquea a mano dos veces al día. Cuando la fermentación alcohólica está llegando a su fin se realiza el descube y se prensa a mano, sin ejercer demasiada presión. El vino resultante se introduce en una barrica para completar la fermentación alcohólica e iniciar la fermentación maloláctica. Una vez finalizadas ambas fermentaciones, el vino es trasegado y vuelve de nuevo a la barrica, dónde se llevará a cabo la crianza en barricas de roble francés y americano.

variedades

Mencía 85%.
Doña Blanca, Jerez, Chelva y Garnacha Tintorera 15% restante.

crianza

6 meses en barricas de roble francés y americano y 9 en botella.

consumo

Consumir entre 14 y 18 grados.

Si deseas conseguir una de nuestras botellas ponte en contacto con nosotros

Gracias

Nuevo campo

14 + 5 =

Si deseas conseguir una de nuestras botellas ponte en contacto con nosotros

Gracias

Nuevo campo

3 + 7 =